“Me interesa la poesía
de lo tecnológico…”
William Gibson1

Por Alayón Ruíz Pedro Alberto Miguel.

Lo que parece ser el triunfo en las prácticas del simulacro en los medios masivos representa una auténtica claudicación de la fantasmagoría del espectáculo, despojada de toda capacidad subversiva. La relación entre vida/ciencia/arte nos aproxima a lo real sensible como lo vivo en términos de lo matérico, lo que obliga a reconfigurar la relación entre cierto modos en el arte contemporáneo y la vida. El reencuentro entre las humanidades, las ciencias naturales, las tecnologías y el arte, necesariamente implica todo tipo de reflexiones y preguntas derivadas tanto de los procesos de lo vivo y la interdisciplina, como también de los desarrollos materiales, sobre todo en la realidad aumentada, la inteligencia artificial y la biología sintética en términos de lo procesual en lo vivo. El presente trabajo reflexiona sobre la vida transformada, trastornada o trastocada, sobre la ejecución plástica y visual de la vida artificial y la vida natural desde una perspectiva ontológica, y la relación con el arte actual: la manipulación de lo vivo por los bioartistas que al parecer llevan el taller-estudio de arte a los laboratorios genéticos, ahora en el bioarte la apropiación de lo vivo deviene en vivere artificium.

La pregunta desde el arte, ¿Un productor/artista contemporáneo puede dejar de representar lo real vivo en imaginerías subjetivas para presentarlo desde el bioarte como un artefacto vivo? ¿Puede y debe un productor/artista contemporáneo deconstruir los programas/procesos/científicos operativo-matéricos en los artefactos para aproximarse al conocimiento de lo real vivo? ¿La concepción de la vida como soporte, materia, proceso y, sobre todo, medio para la producción de piezas vivas en el arte, puede propiciar el resurgimiento del arte contemporáneo y al mismo tiempo realizar y proponer una reflexión sobre la manipulación de lo vivo y sus implicaciones ontológicas?.

El aparente triunfo en las prácticas del simulacro en los medios masivos,2 representa una auténtica claudicación ante la fantasmagoría del espectáculo, despojada de toda capacidad subversiva. La condición de nueva imaginación de la que reflexiona Vilém Flusser3, reacondicionada/recombinada con la manipulación de la vida a nivel genético, como veremos más adelante. Surge el bioarte en la postvanguardias artísticas como una manera de subvertir la vida. Aproximarse y reflexionar acerca de lo vivo es un tema recurrente en la historia de la humanidad; actualmente esta reflexión se da en los entrecruzamientos entre las ciencias segundas4 y lo técnico, para expresar problemas filosóficos como discurso, proceso y medio del arte contemporáneo. Como indicó la doctora María Antonia González Valerio en el seminario La vida subvertida, aproximaciones teóricas al tema de la vida,

La definición de vida o el concepto clásico que pudiéramos tener resulta inoperante. La falta de respuesta absoluta a este tipo de preguntas tiene que ver más con la misma naturaleza de la pregunta y de lo preguntado que con la incapacidad de la razón y/o del método para hallar la verdad.5

Así mi objetivo es desarrollar una reflexión sobre la vida desde el arte, problematizando la vida artificial desde los artefactos que creados desde el arte en términos materiales: desde lo vivo se sucede artificial, la biología sintética como vida artificial programada o producida como un artefacto, como un diseño de su creador; también reflexionar en términos funcionales: sobre la inteligencia artificial y la interactividad desde la vida artificial en el arte multimediatico como el net-art. El bioarte como discurso y proceso es la subversión de lo vivo como medio y soporte, el vivere artificium, en el arte contemporáneo.

      Con la modernidad comienza a concebirse un orden social sin Dios; el ser humano juega a ser Dios en el mundo6 y diseña nuevas entidades vivas. Estos seres diseñados no sólo existen en y desde una realidad virtual, sino que, desde la ingeniería genética ya transitan entre lo vivo: los productos transgénicos son desde hace tiempo parte de la realidad. En 1996 aparece7 publicado: “El fin de la historia y el último hombre” de Francis Fukuyama, que ve en el desarrollo de la democracia liberal y la biología sintética el camino para determinar el futuro. Ya no funcionan más los modelos lineales, el mundo transita a otro tipo de paradigmas, distanciándose de lo univoco de las verdades universales, buscando conformar modelos múltiples, híbridos, no lineales.8 En este sentido, lo vivo encuentra en la tecnología y las herramientas de edición y difusión de la información una metáfora apta para la biología sintética y su trabajo en la manipulación genómica.9 Asimismo, halla la forma de diagramar los procesos para la programación del nuevo ente artefactual, diseñar la vida, poder crearla.

¿Desde cuándo ya no opera pensar la vida como lo hacía Segismundo?: “¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño: que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son”10. Actualmente podemos hablar de que la vida ya no es sueño: no más imaginación y subjetividad sobre la vida. Mediante la biotecnología, la vida ya no sólo es un concepto o representación de lo inteligible de la ingeniería genómica, ya no es un concepto de lo imaginado individual o colectivo; es más una presentación sensible de lo real vivo. La vida es el medio, y desde el arte se efectúa un desplazamiento hacia lo tangible, decodificable y programable en lo vivo, como un modo de hacer lo vivo, la vida sintética, la vida transgénica.

Hoy en día, la vida puede ser analizada, transcrita, reprogramada, a tal grado que el copiar aquí y pegar allá, de este y con aquel, es con la oveja Dolly una realidad. La vida sintética ya no es producto de la ficción, sino de la realidad:

hace unos trescientos años, se cortaron las líneas de la escritura en puntos e intervalos: se inventó el cálculo. El objetivo del cálculo es permitir un apresamiento y un manejo minuciosamente exacto del mundo. Uno de los resultados del cálculo son esos aparatos con teclas que utilizan los que poseen la nueva imaginación11.

      La tecnología desde hace tiempo permite leer y más aún realizar una secuenciación no lineal12; también ha desarrollado diversos dispositivos y técnicas que permiten otro tipo de lecturas no lineales, de multilecturas e hipertextos, un ejemplo concreto y funcional lo observamos en el hipertexto y el internet. Ahora puede realizarse cualquier concepción y recombinación de texto13, incluso existe a nivel biológico como en las secuencias de ADN, esto es, transferir secuencias específicas de genes de una especie a otra. La biotecnología14 permite la recombinación entre seres vivos, la hibridación de especies, incluso entre los reinos animal y vegetal como la “Plantimal”15 nombrada “Edunia” del artista Eduardo Kac; no puede dejarse de mencionar que gracias a ciertas bacterias y virus podemos incluir nuevas líneas de texto genético en otro16 espécimen vivo. Parece ser que nos acercamos cada vez más al ser multimediático, a este ser posthumano del que hablan Anne Bálsamo y Wark McKenzie, lo que altera la conciencia de conceptos establecidos dentro de los parámetros de la cultura occidental, no sólo se conforman nuevas acepciones de lo que es la vida17, pero lo cuestionable es que también se pretenda sostener que existe un consenso de características de los sistemas vivos, como verdad absoluta y que esto es suficiente para hibridar la vida. Por este absurdo antropocentrismo, el humano transforma los ecosistemas naturales en nombre de la ciencia y el progreso, lo que provoca grandes problemas bio-naturales, éticos y morales.

      En el caso del arte se problematiza con el concepto de vida misma y con el hecho de establecer lo vivo como el propio medio para trabajar en él y por él. En el bioarte, se establece una relación dialógica entre el artista y el objeto-vivo, ahora convertido en un artefacto, una pieza de arte. Ya no interesa la representación mimética pues no hay mimesis en el arte tecnológico, hay medio.

      La tecnomimesis opera desde lo sensible vivo, no como representación, no como conceptualización para la creación plástica de lo inteligible, sino como medio y soporte mismo. “No todo desarrollo técnico, por lo tanto, da lugar a una forma artística. Pero toda forma artística nace irreversiblemente ligada a un desarrollo de lo técnico, a un estado epocal del mundo, del darse del ser como espíritu, como constelación o sistema de las partes”.18 La plasticidad de la vida como pieza artefactual, como una metáfora del mapa que conforma la construcción de la vida, al igual que el diagrama de una máquina o de un programa informático. Desde el gen céntrico como una construcción de un nuevo paradigma en el arte como para la construcción y manipulación de lo vivo, lo vivo construido así como un sentido de posibilidad de lo real vivo, y si tenemos este sentido, ¿podríamos tener un sentido de la realidad, de lo real vivo? El sentido de la posibilidad puede definirse como la capacidad de concebir todo lo que podría haber, no darle más importancia a lo que no es, que a lo que es, la realidad es todo lo que es “Estamos realmente generando nuestros instrumentos y, a través de ellos, estamos generando el mundo, pero también es cierto que esos instrumentos se vuelcan para golpearnos y generarnos a nosotros”.19

      El arte como parte fundamental en la producción y sensibilización del conocimiento en el ser humano; como menciona Luis Argudín, el arte es una actividad reflexiva, pensamiento encarnado, que requiere tanto de fuerza intelectual como de conocimiento técnico, “la técnica en el arte tiene un significado totalmente distinto al que se le da en los oficios […] No construye como en el oficio, a partir de lineamientos dados; crea con y a veces pareciera que contra el oficio, sobre la nada, sin leyes o reglas preestablecidas”.20 El arte es una búsqueda intuitiva, es experimentación sensorial a nuevos horizontes y objetos culturales, produce conocimiento reflexivo y después lo problematiza para subvertir, en palabras de Flusser, el programa.21 Que en nuestro caso, aplicaremos la deconstrucción del programa de lo vivo, lo real vivo en términos de lo material, aproximándonos desde lo sensible como una programación, diseño o rediseño y reconfigurar así lo vivo, realizaremos la subversión de los procesos de creación en el arte, lo sensible como un medio, materia y concepto en el arte que reconfigura la relación del arte y la vida en términos ontológicos.

      Desplazando la vida como discurso, medio y soporte en el arte contemporáneo. La realidad es apariencia y la apariencia está en el arte. La realidad creada por sí misma. Ya no somos a imagen y semejanza de Dios, sino a imagen y semejanza de sí mismo y de los alcances del conocimiento del propio sujeto creador.

DESPLAZANDO LA DECONSTRUCCIÓN DEL CÓDIGO GENÉTICO A CIERTOS MODOS DEL ARTE CONTEMPORÁNEO: EL BIOARTE

El emergente arte biotecnológico designa una actividad híbrida que conjunta los avances de las ciencias (a partir de las transformaciones biotecnológicas en el mundo) y la subversión en las artes posvanguardistas, como el bodyart, el vertiginoso arte tecnológico (por ejemplo, el net-art), las instalaciones interactivas, por mencionar algunas subversiones de medios en el arte contemporáneo. El bioarte es consecuencia de la manipulación de las tecnologías genómicas recombinantes como una deconstrucción de los medios artísticos y de la vida misma;22

Al estar inscrito en la tecnósfera, cuestiona e incluso destruye algunos de los más importantes y clásicos conceptos. Lo que habría que pensar es cómo funciona el cruce de la ciencia, la tecnología y el arte cuando la vida está en juego y no en términos teóricos ni representacionales, sino como el medio mismo del arte.23

        Bioarte es

un término mutante que está proliferando cada vez más. El ascenso de la biología al estatus de la ciencia física ‘más prometedora’ ha sido acompañado, por una parte, por el uso inflacionario de metáforas biológicas en las disciplinas teóricas que estudian la cultura; y, por otra parte, por la amplia gama de procedimientos biotecnológicos que provee a los artistas tanto de temas para sus obras como de un medio expresivo para realizarlas.24

      La manipulación de la vida asumiendo una gran variedad de formas húmedas relacionadas con el discurso y la técnica, en una obra artística en constante progreso (work in progress), como una confrontación fenomenológica de la “obra viva”. Lo inoportuno y cuestionables es creer que se tiene el dominio absoluto de la manipulación genómica, con base en un incipiente conocimiento sobre ciertas estructuras que conforman la constitución de lo vivo, a partir de conocer el denominado paradigma gen céntrico de la biología.25 Nuestro conocimiento actual de la biotecnología permite la producción de vida a partir de recombinar diferentes “características y ventajas” entre especies, sin importar la alteración que se produzca en los ecosistemas. Todo ello por el capricho de algunos en tener el poder de programar y controlar la arquitectura de la vida; antes de aspirar a este poder, los humanos deberían pretender no la utopía del conocimiento absoluto, como si este fuera unívoco y absoluto,26 pero sí conocer y reflexionar algunos de los escenarios que en un futuro muy cercano afectarán a toda la biosfera. Artistas como Eduardo Kac,

      Oron Catts e Ionat Zurr, integran el grupo australiano denominado Tissue Culture and Art Project, que reúne a artistas y científicos, interesados en transitar por los caminos del Bioarte. Asimismo, coordinan el laboratorio “Symbiótica”, en el que se desarrollan programas de residencias y conferencias específicos”27,

      trabajan con este tipo de propuestas. El grupo Oron catts e Ionat Zurr, cultivaron células humanas en un bio-reactor, a partir del cual, dichas células crecieron en tres dimensiones. Desarrollando tejidos vivos, un concreto un oído extra. Mediante estos procedimientos, se produjeron entidades semi-vivas que conforman partes de organismos complejos que se mantienen con vida, se desarrollan fuera del cuerpo y son obligados a crecer en forma determinada. Desde el arte se establece a la biotecnología como punto de partida para otra manera de hacer arte,28 pero sobre todo para cuestionar y reflexionar, utilizando los medios científicos para crear una obra viva a la que ya no se le pueden llamar objeto a lo producido, ni mucho menos abstracción o representación de la mimesis, pues como ya se mencionó no hay mimesis en el arte tecnológico, aquí lo vivo sobre todo es un medio. Desde hace tiempo se ha encontrado que el dogma central de la biología molecular no es lineal, ya que existe ADN “basura” que se reposiciona, se recicla, etc., y realiza otras funciones, regresa al ARN/ADN y viceversa. Es un genoma dinámico así tenemos la genética y la epigenética29, aquí ellos mencionan que los cambios genéticos se heredan. Con todos sus “aciertos y errores” en las mutaciones. Con todo lo positivo y/o negativo que esto puede traer consigo al propio ser, como a su entorno, a todo el ecosistema, a todo y a todos.

      Con la abnegación desmitificadora de la primacía del paradigma genético del último Jacob Ladder, los protagonistas artísticos expandieron sus horizontes hacia otros campos y métodos: cultivos de células y tejidos, neurofisiología, biorrobótica y bioinformática, transgénesis, síntesis de secuencias de ADN producidas artificialmente, cruza mendeliana de animales y plantas, xenotransplantes y homo-injertos, autoexperimentación médica y biotecnológica, y la subversión en la visualización de tecnologías de biología molecular de maneras no previstas en ningún manual30.

        Así, el arte como un modo de ser de lo real, cosmovisión, una apertura de lo real, una determinada visión de lo real, una realidad autocontenida, un mundo sin ninguna totalidad, no hay realidad y ficción, es la realidad tal cual es, lo que hay, es lo que es. Y desde aquí el arte reflexiona, cuestiona, problematiza y crea artefactos no solo como piezas artísticas sino realmente como todo esto, una reflexión y cuestionamientos sobre el conocimiento genómico y su uso en la ingeniería genética recombinante por la industria y sus intereses económicos.

      El bioarte “hace uso de la tecnología de su tiempo, y de esta manera evidencia el contexto histórico, social y político de la humanidad”;31 muy variado en sus formas, crea objetos artefactuales in vivo; en las piezas artísticas, la forma y el concepto tienen dimensión, plasticidad y un contenido discursivo. Ya sea que se trate de planteos vinculados a nuevos seres creados a partir de la intervención de la mano del hombre; o de críticas a la sociedad de consumo; o la creación de ecosistemas artificiales, etc. El objetivo gira en torno a poner de manifiesto el contexto histórico, social y político actual, de cambios rápidos y permanentes, que implican profundos cuestionamientos éticos.

      En el bioarte, las piezas están en constante cambio y dependiendo de las condiciones del contexto, del creador, las características del diseño propuesto en la pieza y hasta la interacción del espectador y el entorno existen potencialmente en un estado de transformación viva. Estas obras más que perderse en teorías o escritos hacen énfasis en la importancia de la vida. Los juguetes biotecnológicos de los artistas contemporáneos son muy similares a nosotros y a la vez tan diferentes a nuestra naturaleza. Otro aspecto del bioarte es el que tiene que ver con la selección y apropiación para dar paso a la creación en tiempos demasiado cortos, al igual que la biología sintética que modifica códigos genéticos ya existentes creados al natural.

      El bodyart fue concebido como una escultura intangible y pasajera, modelada por el artista a partir de su propio cuerpo y de sus actos. Los primeros body artistas manifestaban un curioso desprendimiento a la carne, recordando a la impersonalidad mecánica de la pintura minimalista. El odio hacia la incómoda carne, la cual representa el factor limitante en los ambientes tecnológicos, ya que una parte cada vez mayor de nuestro trabajo cognitivo y muscular lo ha asumido la tecnología. Algo que Marshal McLuhan denominó como autoamputación tecnología.32 Desde el Bioarte además se incorporan otros seres vivos, que sintéticos se suma a las reflexiones en ciertos bodyartistas como Stelarc y Orlan quienes trabajan con la fragmentación y deconstrucción de sus propios cuerpos, incluso en el caso de Stelarc incorporando material vivo33 como una reflexión que genere multiplicidad de aproximaciones a la noción de lo vivo.

CONCLUSIONES

      En el génesis de la Biblia, Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra”.34 Actualmente los humanos, a diferencia de Dios, hacemos nuevos seres que aparentan semejanza entre sí, algunos los diseñamos con más ventajas y cualidades que sus semejantes, sin tener ninguna responsabilidad de las piezas que desde la ingeniería genética se crean

      Vernor Vinge, reconocido matemático y autor de ciencia ficción, afirma que entre 2005 y 2030 el desarrollo cibernético dará lugar a una inteligencia mayor que la humana. Esta vida artificial ultra-inteligente asumirá el control de su destino y producirá una descendencia cada vez más inteligente (esta realidad ya ha sido representada en películas como Metropolis, Blade Runner, Terminador, Jardinero asesino, Matrix, etc.). “El resultado final para Vinge será la aparición de una posthumanidad superevolucionada y mejorada tecnológicamente”.35 Lo posthumano36 como una superación a la obsolescencia de lo natural de la carne viva como máquina que soporta nuestras vidas. Stelarc menciona lo obsoleto del cuerpo, David Cronemberg y su nueva carne, entre otros, exponen que la sociedad actual se olvida de su “cuerpo natural” por ser “un cuerpo obsoleto”, un cuerpo que carece de la permanencia refaccionaria y quizás la supremacía de lo entrópico que tendrían otros cuerpos como un ciborgs. El teórico de la inteligencia artificial Hans Moravec asegura que:

      estamos a punto de entrar en un universo postbiológico en el que las formas de vida robóticas serán capaces de pensar y de reproducirse independientemente. Se desarrollaran hasta convertirse en entidades tan complejas como nosotros… Descargaremos nuestros deseosos espíritus en la memoria digital o en cuerpos robóticos y nos libraremos de una vez por todas de la débil carne.37

      Al igual que un científico, ahora la técnica y el arte operan mediante estrategias como el apropiacionismo, la fragmentación y la deconstrucción de lo vivo,38 para desarrollar la biología sintética. Desafortunadamente, no se trata de una reflexión sarcástica o ficticia, puesto que conocemos y consumimos de una forma u otra los transgénicos, la vida como un producto de consumo más en la realidad artefactual.

K. Eric Drexler, el padre fundador de la nanotecnología, imagina la creación de máquinas subatómicas autoreplicantes llamadas nanomáquinas. Lo que imagina la teoría es que estos dispositivos microscópicos podrían tragarse las mareas negras o aspirar nubes tóxicas, curar a los enfermos eliminando los segmentos de ADN enfermo de sus células, o reparar los estragos de la edad a nivel celular proporcionando una cuasinmortalidad.39

      Una ráfaga instantánea, un vertiginoso salto cualitativo en la cadena evolutiva gracias a la biotecnológica que nos lleva en un mundo de consumo y modas pasajeras; es decir, que el cuerpo pronto estará pasado de moda.

           Si la realidad no es sintética y la vida es un modo de ser de lo real desde la bioartificialidad, la vida es sintética y es un modo de ser de lo real, luego entonces me pregunto ¿la vida es un modo sintético de ser de lo real? Desde el arte, ¿cómo puede un productor contemporáneo deconstruir los programas/procesos operativos artefactuales y científicos para aproximarse al conocimiento de lo real vivo? ¿Un productor contemporáneo puede dejar de representar lo real vivo en imaginerías subjetivas para presentarlo desde el arte como un artefacto vivo? ¿La concepción de la vida como soporte, materia, proceso y, sobre todo, medio para la producción de piezas vivas en el arte, puede propiciar el resurgimiento del arte contemporáneo y una reflexión sobre la manipulación de lo vivo y sus implicaciones ontológicas?

      Es necesario cuestionar la producción contemporánea en el arte, concretamente en el bioarte, e insertarla en un contexto que suscite nuevas interrogantes, problematizaciones y respuestas. Sobre todo en la actualidad, una época en la que la imagen técnica (concretamente la imagen televisada, el video y la fotografía digital en internet) tiene más credibilidad que un acontecimiento real en la realidad exterior; una época en la que la fotografía ya no es testigo fiel de un objeto real; en la que lo virtual, lo irreal, insubstancial, inexistente e invisible poseen más credibilidad que la realidad misma. Ésta se convierte en algo distante, inaccesible, extraño, simulado, representado, incluso como ya se vio en el desarrollo de este ensayo, se convierte en un medio más para la creación en el ámbito de las artes visuales.

      Parece que todavía falta mucho camino por recorrer para que algunas de nuestras funciones básicas puedan ser suplantadas por artefactos biotecnológicos. Nuestro cuerpo podría ser remplazado por un robot, un híbrido biotecnológico, un cyborg o definitivamente por un avatar a partir de un cuerpo clonado; aun así, nuestro cerebro deberá ser colocado en este cuerpo, o tendría que desarrollarse un proceso de respaldo cerebral y reinstalado en el nuevo, este tipo de elucubraciones son de las teorías mencionadas por Hans Moravec y Vernor Vinge.

       Se ha modificado sustancialmente la manera como percibimos el mundo y a nosotros mismos; sin embargo, falta más tiempo para arrancarnos de nuestra vieja carne y mutar a la nueva carne.40 Como plantea el doctor Jorge Linares, desde la ingeniería genética recombinante y desde el bioarte, la vida ahora tiene dos naturalezas: en la primera tenemos los ecosistemas, animales y plantas, y es aquí, donde podemos transformarla, manipularla, fragmentarla. Mientras que en la realidad sintética/transgénica, todos estos cambios implican que ni siquiera es necesario que existan previamente en la realidad; es decir, lo vivo, ahora existe de cierta forma “natural” y también tenemos lo vivo artificial, sintético, ya sea un producto transgénico o una pieza generada como bioarte. Lo vivo ahora se crea, modifica y reconstruye a voluntad de su creador. Debemos cuestionar nuestros conceptos que tradicionalmente asociamos a la representación, esta tradicionalmente la asociamos como una metáfora en el arte, sin embargo, con las tecnologías derivadas de la ingeniería genética recombinante, ya no representamos, ahora podemos decir realmente que presentamos lo creado y lo insertamos en la realidad (sea desde semillas transgénicas, medicina genómica, etc.), incluso lo colocamos en los máximos templos sagrados de la cultura: las instituciones artísticas, museos y galerías. Lo que nos acerca a conocer y consumir desde cualquier índole de lo sociocultural, la vida sintética, los bioartefactos. Si en la historia del arte se ha dado primacía a la figura en el arte realista, o a la forma en el arte abstracto, incluso a las ideas en el arte conceptual y a los procesos en el arte procesual, en el arte electrónico y más aún en el bioarte. ¿Bajo qué preceptos debemos considerar la naturaleza del objeto artístico, cuyo referente está vivo, ya sea una modificación o que no exista en la realidad? Necesariamente partiremos de un estudio fenomenológico y ontológico. Con toda esta reflexión realizada, esperamos que el impacto que se tiene de la biotecnología sobre las artes visuales y los propios artistas, produzca una revolución en las reflexiones y cuestionamientos sobre la ingeniería genética recombinante en lo positivo y provoque una reflexión en el resto de la sociedad, y que no solo sirva para traernos inseguridades, inestabilidad y demás temores y preocupaciones ético-morales, o que dichas piezas solo sirvan para incrementar los acervos de lo institucional en el arte y los laboratorios genómicos. Sigamos lo que propone el bioartista Eduardo Kac, la representación debe ser otra vez deconstruida y qué mejor que desde la realidad sintética del bioarte, desde la manipulación de lo vivo, pero sin perder nuestro carácter crítico-reflexivo. Flusser reflexiona que:

      En el núcleo del átomo las partículas no actúan conforme a causalidades, sino que saltan. Las especies biológicas no se forman lógicamente sino por transmisión equivocada de información genética desde un germen a otro, por equivocaciones debidas al desplazamiento de elementos con forma de puntos, concretamente de genes41

      Quizás debamos comenzar a sustituir las categorías de causalidad y de evolución, por las nociones de azar y programa.

      La apropiación de lo vivo deviene en vivere artificium como propuesta plástica para reflexionar en torno a lo vivo, el azar y la programación de lo vivo. En otro extremo, encontraremos la programación desde el arte generativo, pero este tema, será en otro ensayo.

FUENTES CONSULTADAS

BIBLIOGRAFICA:

-Bergson, H., L’évolution créatrice, PUF, (ed. crítica), Paris, 2008. [trad. española Espasa-Calpe]

-de Kerckhove, Derrick. Inteligencias en conexión. Hacia una sociedad de la web. Gedisa, Barcelona, España 1999.

-García Fernando, “Eduardo Kac: El arte imposible de hoy es la banalidad de mañana, disponible en línea: http://www.clarin.com

-Gibson, William. Neuromante. Minotauro, Barcelona, España 1994.

———————. Conde Cero. Minotauro, Barcelona, España 2002.

-Gubern, Román. Del bisonte a la realidad virtual. La escena y el laberinto. Anagrama, Barcelona 1999.

-Hauser Jens, Bio arte – Taxonomía de un monstruo etimológico en línea, disponible en: http://www.fba.unlp.edu.ar Consultado en Febrero-Junio de 2012

__________, Toward a Phenomenological Approach to Art Involving Biotechnology.

-Hax Andrés, Arte en los abismos de la genética, disponible en línea:
http://www.ekac.org/clarin.2005.html

Jonas, Hans, El principio vida, Trotta, Madrid, 2000.

-Kac Eduardo, Biografía, disponible en línea: http://www.ekac.org

__________, El octavo día, disponible en línea: http://www.ekac.org

__________, El arte transgénico, disponible en línea: http://www.ekac.org

__________, Génesis, una obra de arte transgénica, disponible en línea: http://www.ekac.org

-Rushkoff, Douglas. Ciberia, la vida en las trincheras del ciberespacio. Grijalbo, Barcelona 2000.

COMPLEMENTARIA

-Arechiga, H. ¿Qué es un ser vivo?. UNAM 1999.
-Catts Oron y Zurr Ionat, Ear extra – ¼ de escala – El Tissue Culture & Art en colaboración con Stelarc, disponible en línea: http://www.tca.uwa.edu.au

-Catts Oron y Zurr Ionat, Cuero sin víctimas, disponible en línea: http://www.tca.uwa.edu.au

– Dery, Mark Velocidad de Escape. Siruela, España 1995

-Lakoff, George and Mark Johnson (1999). Philosophy in the Flesh, New York :Basic Books. Cap. 4.

-Mandoki, Katya (2006). Estética cotidiana y juegos de la cultura: Prosaica. Tomo I y II México: Siglo Veintiuno Editores. Cap. 6-8.

-Medina Edith, Bioarte: una nueva fórmula de expresión artística, disponible en línea: http://www.revista.unam.mx

-Nahle, N. (2004). Definición de Vida. Disponible en línea: http://www.biocab.org/Definicion-de-Vida.html.

-Rudomin P. 1999. El concepto de vida. Colección Aprender a aprender. UNAM.

REFERENCIAS REALIZADAS

1ˇ Gibson, William. Marzo de 1999 La Jornada, en entrevista para César Güemes. México

2 ˇ La sobresaturación de la imagen técnica, en todas sus modalidades, en los medios informáticos y las redes sociales

3 ˇ Refiriéndose Flusser al cambio en la imaginación del hombre a partir de la imagen técnica y sus nuevas formas de imaginería que eclosionan en sistemas analizados en puntos por el cálculo; y ahora esos puntos están siendo re-sintetizados en imágenes por la nueva imaginación. Una imaginación no lineal, más bien cercana al loop musical, o de lenguajes de programación. pp

4 ˇ Los presocráticos así nombran a las demás ciencias, tomando como ciencia primera a la filosofía

5 ˇ Tomado del texto introductorio al tema 7 Bioartificialidad, impartido por María Antonia González Valerio, en el Seminario interdisciplinar: “La vida subvertida. Aproximaciones teóricas al tema de la vida”, consultado de febrero a junio del 2012 en el sitio: <http://www.artemasciencia.unam.mx/seminario.html, consultado en abril de 2012>

6 ˇ Esta no es la única razón por la que el humano se erige en Dios. Principalmente es por nuestro antropocentrismo occidental imperante, aunque son varios, este es otro de los juicios que se emplean para “justificar/permitir” al hombre tener el poder de programar lo vivo.

7 ˇ Es curioso que en ese año fue clonada Dolly, única oveja resultante de más de 250 fusiones de óvulos anucleados con núcleos de células mamarias. Fue presentada en sociedad siete meses después, en 1997.

8 ˇ La escritura lineal sigue el orden de la línea. Se ha descubierto que esa no es siempre la manera correcta de apresar y manejar el mundo. Los órdenes lineales, igual que la lógica clásica o las explicaciones causales, no siempre describen el mundo adecuadamente.

9 ˇ Como edición de texto al código genético, el copy-paste, el reacomodo, aplicado este tipo de cortes en la secuencia del texto genético, obviamente que no solo cambia a manera de corrección de estilo, sino que al modificar la secuencia genómica se modifica las características del ser que conforma.

10 ˇ Pedro Calderón de la Barca, La vida es sueño, p 83

11 ˇ Refiriéndose Vilém Flusser a la imagen técnica y sus nuevas formas de imaginería que eclosionan en sistemas analizados en puntos por el cálculo; y ahora esos puntos están siendo re-sintetizados en imágenes por la nueva imaginación. Ver en la segunda parte del libro pp 113-114 y p 128, en “una filosofía de la fotografía”

12 ˇ Desde la física relativista, cuántica y las matemáticas es aún más conocida la realidad no lineal.

13 ˇ Entendiendo al texto en cualquiera de sus modalidades: texto-texto, texto-imagen, texto-imagen técnica, y en este caso también podemos hablar del texto-genómico.

14 ˇ La ingeniería genética, sumada al desarrollo de otras técnicas como la genética molecular, la biología molecular y la biología en general, consolidaron las bases de una nueva ciencia llamada biotecnología. La biotecnología se refiere a un conjunto de tecnologías usadas por un amplio grupo de empresas para sus investigaciones y desarrollos y para la fabricación de sus productos. Principalmente han sido utilizadas por la industria farmacéutica y del diagnóstico, pero también la biotecnología fue adoptada fuertemente por la agricultura y la industria de los alimentos y, finalmente, se está extendiendo al resto de los sectores productivos: minería, industria química, industrias del medio ambiente, energía, etc.

15 ˇ Es una planta híbrido de la Petunia con ADN del propio Eduardo Kac. Consultado en <http://www.ekac.org/&gt;, y mencionado en la ponencia de la doctora María Antonia González Valerio, (mayo 2012) Tema 7 “Bioartificialidad” durante el Seminario interdisciplinar: “La vida subvertida. Aproximaciones teóricas al tema de la vida” Instituto de Investigaciones Estéticas UNAM

16 ˇ La otredad posmoderna puede tomar desde aquí otra forma reflexiva con la otra vida, la sintética, la artificial.

17 ˇ Es válida la analogía que estableció el doctor Jorge Linares (abril-mayo 2012) en su exposición Tema 5 ¿la vida transformada o trastornada? durante el Seminario interdisciplinar “la vida subvertida. Aproximaciones teóricas al tema de la vida”; sobre la vida Natura V 1.0 y la vida Natura V 2.0 a partir de adaptar “La evolución creadora” de Henri Bergosn y “el principio de vida” de Hans Jonas. Y la visión de Aristóteles sobre la Naturaleza. El Dr. Linares mostró un cuadro sinóptico dividido por estas dos formas de vida que a su ves están divididas en no controlables y controlables.

18 ˇ Brea, José Luis Nuevos soportes tecnológicos, nuevas formas artísticas. Cuando las cosas devienen formas.

19 ˇ Entrevista realizada por Florian Rötzer a Vilém Flusser

20 ˇ Argudín, Luis. El arte como profesión, INBA Cenidiap, 2008, pp. 7-8.

21 ˇ Como lo plantea Vilém Flusser el programa fotográfico: como estrategia y forma de deconstrucción de la imagen técnica, lo desarrolla en sus libros “una filosofía de la fotografía” y “hacia el universo de las imágenes técnicas”.

22 ˇ La vida, uno de los conceptos fundamentales de la ontología y el bioarte

23 ˇ González Valerio, María Antonia. Bioarte y ontología estética, Facultad de Filosofía y letras, p. 4.

24 ˇ Hauser, Jens. Taxonomía de un monstruo etimológico, p. 1.

25 ˇ Un núcleo de ADN, hay una transcripción ARN/ADN, de ACGT y una traducción en las proteínas, después los ribosomas sintetizan las proteínas, en resumen: un gen, una enzima.

26 ˇ Desde la postura de creer en que no hay un camino absoluto y univoco al conocimiento universal, sino mas bien, nos encontramos en una esfera de constante esclarecimiento infinito y entretejido de horizontes de interpretación, para aproximarnos a lo real. Vivimos entrando y saliendo en diversos modos de ser, de mostrarse la realidad.
27 ˇ Langhi, Adriana; Paula Molinari. “Arte Vivo” disponible en: <http://www.kaleidoscopio.com.ar/fs_files/user_img/Est%C3%A9tica/Arte%20vivo.%20Adriana%20Langhi.%20Paula%20Molinari.pdf&gt; Consultado en Mayo-Junio del 2012

28 ˇ Problematizando y deconstruyéndose así misma, a la ciencia, la tecnología. Siguiendo a Nietzsche, el arte transparenta la voluntad de lo real. El arte como un modo de ser de lo real, cosmovisión una apertura de lo real una determinada visión de lo real (una realidad autocontenida), un mundo sin ninguna totalidad, no hay realidad y ficción, es la realidad tal cual es, lo que hay es lo que es.

29 ˇ Estudia las interacciones causales entre los genes y sus productos. Por definición la Epigenetica es “el estudio de cambios heredables en la función génica que se producen sin un cambio en la secuencia del ADN”

30 ˇ Hauser, Jens Op Cit, p. 1.

31 ˇ Citado en Langui, Adriana, “Arte Vivo” de Medina Edith, “Bioarte: una nueva fórmula de expresión artística” [en línea], disponible en: http://www.revista.unam.mx

32 ˇ c.f.r. citado por Mark Poster.

33 ˇ Me refiero al implante de oreja que tiene Stelarc en su brazo

34 ˇ La Biblia, libro de Génesis 1:26-28

35 ˇ Dery Mark, Velocidad de escape. p 16.

36 Para esta investigación lo post vivo, también nombrado como lo vivo sintético o transgénico

37 ˇ Dery Mark, op cit. p 15.

38 ˇ De lo vivo a partir de las secuencias de ADN o ARN.

39 ˇ Dery, Mark. Op cit . p 14.

40 ˇ La nueva carne, concepto que maneja David Cronenberg en algunas de sus películas como Videodrome, o más reciente en ExistenZ, por mencionar dos ejemplos.

41 ˇ Flusser Vilém, Una filosofía de la Fotografía pp113-114

Anuncios